Educación especial, un derecho que debes proteger


Es deber de todo padre, madre o encargado, registrar a su niño en el Programa de Educación Especial del Departamento de Educación, ante la leve sospecha de impedimento o discapacidad. Este registro permite que puedan realizársele al niño las evaluaciones necesarias para determinar la condición y el tratamiento. Ningún maestro o director o en este caso catequista, puede decirle a una persona, "tu niño padece de esto o de lo otro". Eso es tarea de los especialistas preparados para ello. Sin embargo, un maestro, maestra, trabajador social, consejero o director de escuela o catequista, puede sugier a un padre, madre o encargado, llevar a evaluar al niño basándose en una serie de observaciones documentadas que hayan hecho. 

Es importante dar seguimiento continuo al personal a cargo de ofrecer al niño los servicios a los cuales tiene derecho. Existen también una serie de recursos que pueden ayudar y brindarnos el apoyo necesario.
 

Como catequista, debes asegurarte de poder entrevistar a los padres de cada niño o joven que tengas en la catequesis, para asegurarte de que conoces bien la situación general del mismo. Si se da el caso de que tienes en tu grupo niños con condiciones especiales, debes seguir los siguientes pasos:
 

  • Preguntar a los padres cuál es la condición del niño, si está registrado en el programa de educación especial, si está medicado, tipo de medicamento y efectos secundarios, qué terapias o ayudas recibe para trabajar su condición, si requiere de algún equipo especial para poder tomar sus clases, etc. 
  • Tomar nota de todo eso y solicitar la ayuda de los padres para que juntos, trabajando en equipo, puedan lograr que el niño progrese en la catequesis. 
  • Reunirte con el niño y hablar con él sobre lo que se realizará en la catequesis, preguntarle de qué forma le gusta la clase, que actividades prefiere, cómo cree que puede aprender mejor y cómo puedes ayudarle. 
  • Establece con él las normas a seguir y mantente observando su comportamiento para detectar posibles necesidades de ajustes. 
  • Trátalo con respeto, empatía y consideración, pero sin que se pueda interpretar en el grupo como un trato preferencial o diferente. Explica a los niños, de forma sutil, pero clara la situación y cómo pueden ayudar al nuevo compañero. 
  • Tiene que haber cero tolerancia al rechazo, aislamiento, burlas o comentarios crueles o inadecuados desde el primer momento, todos somos hermanos. 
  • Lee, busca información, documéntate, pregúntanos, pídenos ayuda y ama mucho a tus niños con condiciones especiales. 
  • Incluimos varios enlaces para que te orientes mejor. Tu niño depende de ti. Si necesitas orientación más específica sobre este tema, escríbenos por favor a comision@alegratecatequista.org  para orientarte sobre dónde buscar ayuda.


http://www.oppi.gobierno.pr/oppimenu.htm 

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/disabilities.html 

http://www.serpr.org/ 

http://www.servicioslegales.org/Home/PublicWeb/Library/Index/1111300 

http://www.pratp.upr.edu/ 

http://edicacionespecialpr.tripod.com/ 

http://www.chadd.org/AM/Template.cfm?Section=Especially_For_Espanol 


Por: Sandra Ivette Cruz, Ed. D. (Cand.)

 


Subpáginas (1): Recomendaciones de Viviana
Ċ
Sandra Cruz,
9 ene. 2010 16:32
Ċ
Sandra Cruz,
9 ene. 2010 16:31
Ċ
Sandra Cruz,
9 ene. 2010 16:33
Ċ
Sandra Cruz,
28 may. 2011 18:38
Ċ
Sandra Cruz,
9 ene. 2010 16:30
Ċ
Sandra Cruz,
9 ene. 2010 16:34
Comments